Fabio Martínez‎ > ‎CRÍTICA‎ > ‎Sobre el autor‎ > ‎

Un habitante del séptimo cielo. Juan Manuel Roca

Un habitante del séptimo cielo

 Edición bilingüe Español-Francés

Programa Editorial Univalle y Revista Vericuetos de Paris

Por Juan Manuel Roca


 

Esta novela de Fabio Martínez, Un Habitante del Séptimo Cielo, transcurre en París. Allí, en medio de la mitología urbana de una ciudad cargada de historia, cada extranjero hace pesquisas por sus fantasmas: por acá cruzó Miller, en aquel lugar Hemingway escribió París era una Fiesta, aunque el hambre y el sueño de los latinoamericanos pudieran trocarlo en París en una siesta. El mundo escindido de un grupo de colombianos indocumentados, aunque para un colombiano en París tener documentación puede resultar igual de peligroso, es mostrado en forma desgarrada, pero bien condimentado con la sal del humor. Fabio Martínez mezcla en su marmita belleza y sordidez. Los cuatro ciclos del libro; Verano, Otoño, Infierno (donde los personajes pasan una rimbaudiana temporada) y Primavera, forman un fresco de esa ciudad tantas veces mitificada. Pero más que el París de los simbolistas, parece en sus mejores momentos el de Los Cuadernos de Malte Laurids Brigge de Rilke, ese París que lo hizo preguntarse al primer contacto: «¿De modo que aquí vienen las gentes para seguir viviendo? Más bien hubiera pensado que aquí se muere».|

Ese mismo sabor de algo que zozobra hay en esta novela de Fabio Martínez. Algo así como morir en medio de un museo, esa especie de deslumbramiento patético que el personaje de la novela reproduce: hambre y hastío en una escenografía que habitara Baudelaire. Novela desmitificadora, Un habitante del séptimo cielo nos muestra el reverso del mito, las burdas costuras de que está hecho el deslumbre parisino que encegueció a modernistas y a plumíferos de esta América, escritores que soñaban con pasear por Versalles y morir…

Comments