Blog actual‎ > ‎

Feria del Libro Medellín 2014

publicado a la‎(s)‎ 7 oct. 2014 0:24 por M. Ángeles Vázquez   [ actualizado el 8 feb. 2016 14:55 por HECTOR FABIO MARTINEZ ]
Por Fabio Martínez | 

Medellín es una fiesta del libro

La cultura del libro debe llegar hasta los barrios y comunas de nuestras ciudades, que hoy están siendo asolados por las bandas criminales.
Medellín, la amada por muchos y vilipendiada por unos pocos, acaba de realizar la octava edición de la Fiesta del libro.
Con una asistencia de 350.000 personas, la fiesta cumplió con las expectativas que se había propuesto su director, el escritor Juan Diego Mejía, y la secretaria de Cultura Ciudadana, María del Rosario Escobar.
Con una inversión de 2.000 millones de pesos, la fiesta se realizó en el Jardín Botánico y el parque Explora; y con la participación de una veintena de escritores nacionales e internacionales se tomó literalmente las comunas más deprimidas de la ciudad.
¿Cuál es el secreto del éxito de esta fiesta de la cultura?
Por una parte, la continuidad de una política cultural que se inició con las alcaldías de Sergio Fajardo y Alonso Salazar y que continuó con Aníbal Gaviria, el burgomaestre actual.
Por otra parte, su éxito reside en la filosofía que le ha impreso Juan Diego Mejía y su equipo de colaboradores: ser una fiesta de la palabra cuyo protagonista es el lector y su familia.
Al contrario de otras ferias que se han convertido solo en espacios exclusivos de los grandes negocios editoriales, la Fiesta del libro de Medellín está diseñada para que la familia tenga una relación directa con el libro y su autor.
El recorrido comienza en el Salón del libro infantil y juvenil donde los niños tienen una relación directa con su literatura. Luego viene el Biblio-circo, un espacio lúdico y maravilloso que sirve para atraer a aquellos lectores perezosos, escépticos con la lectura. Después tenemos el Salón del libro digital, dedicado al lector virtual que prefiere leer un libro en un dispositivo. Más adelante, está la exposición de los autores de la región conectados con los escritores del país y el mundo.
Finalmente está el programa ‘Adopte un autor’, que en coordinación con la Secretaría de Educación y el Plan de Bibliotecas públicas de la ciudad, consiste en llevar al autor a los colegios de las comunas de la ciudad, para que los jóvenes hablen con el escritor y compartan su experiencia lectora.
La Fiesta del libro de Medellín es un buen ejemplo donde se puede ver cómo a partir de la continuidad de una política cultural, una inversión generosa, y una alianza entre lo público y lo privado, podemos hacer de las ferias del libro, un espacio para la paz y la convivencia social.
La cultura del libro debe llegar hasta los barrios y comunas de nuestras ciudades, que hoy están siendo asolados por las bandas criminales.
Comments